Buscar
  • Annex Asia

Reglas de oro para los importadores novatos

iniciando negocios y disminuyendo riesgos.




Emma B. Romero. Antes de conocer las 4 reglas de oro para cualquier importador, es importante definir a qué se refiere el término “Importación”.

Encontramos entonces que las importaciones se entienden como “el transporte de bienes y servicios del exterior, adquiridos por un país con la intención de distribuirlos en el interior del mismo y pueden ser cualquier producto o servicio con propósitos comerciales, que cumpla con los reglamentos de ley establecidos por el país que los adquiere.

Por tanto, cuando se inicia un negocio local que comprende la importación de productos, bienes, servicios o maquinarias, se debe conocer con exactitud cada uno de los pasos que se deben cumplir, qué está permitido y qué está prohibido.

Si bien no existe un manual de éxito para importadores, es importante conocer los riesgos, las especificaciones de la mercadería que desean introducir al país y el costo real de los impuestos y aranceles de la misma.

Importadores experimentados, firmas de carácter mundial o importadores novatos, están a la orden de cometer cualquier error simple que puede convertirse en un dolor de cabeza para el área contable del negocio.

Por eso queremos darle estas 4 reglas de oro que debe conocer todo importador antes de iniciar una negociación

1. Maneje los Incoterms, que no son más que los términos de venta o los detalles que se establecen en un contrato de compraventa internacional, es allí donde se define la responsabilidad del vendedor, la cobertura del costo y la seguridad en el manejo de los bienes en tránsito. También se establecen los costos para el manejo de la carga y los detalles sobre la recepción de la misma (lugar, fecha y firma responsable) para finalizar la negociación.

2. Maneje con exactitud los códigos arancelarios de los productos que desea importar, para que se puedan aplicar las tasas de derechos correctas. Es responsabilidad del comprador o del operador logístico contratado verificar la clasificación y declaración adecuadas de los productos ante la aduana. Ingresar los productos con partidas arancelarias erróneas puede convertirse en una gran pérdida de tiempo y dinero.

3. Atención a los detalles de embalaje, de acuerdo con las regulaciones de cada país, todo producto debe cumplir con unas normas de embalaje, por lo tanto los inspectores no sólo revisarán su mercadería, sino las palets, el material de las mismas y el tratamiento que se le da.

4. Especifique el destino final de los productos y las instrucciones de envío, es importante detallar el puerto al que llegará la mercadería, pero debemos conocer a la perfección los detalles de embarque, la recepción de la misma y el destino final para poder realizar una declaración exacta e inequívoca que evite sanciones, perdida de dinero y la exposición de los productos a riesgos innecesarios.

Para finalizar, recuerde que las importaciones son negocios con escalas internacionales y que cada país estipula ciertas normas, que pueden ser, o no, válidas en el país al que usted está llevando su compra. Por lo tanto, siempre será una decisión inteligente contar con el apoyo de empresas especializadas, en el manejo de carga, gestión de compras internacionales, auditorías e inspecciones y seguro de carga.

0 vistas